Mayahuel
Iberoamericano
Image is not available

Esther García

Image is not available
Image is not available
Slider

Esther García, una mujer combativa”, es el título del perfil publicado en septiembre de 2018 por el prestigioso diario español El País, luego de darse a conocer su nombre como ganadora del Premio Nacional de Cinematografía, que corona una trayectoria de trabajo intenso, riesgo e imaginación como pocas veces se ve en el universo del cine.

Nacida en 1956 en Cedillo de la Torre, Segovia, Esther García es, sin duda, una de las personas más queridas y respetadas en el séptimo arte español, cuyo carácter y capacidad inmensa de trabajo la han llevado a destacar como una productora de gran temple, con más de 30 años de trayectoria en el ámbito nacional e internacional.

Su ingreso a la industria se da a los 19 años cuando es contratada como auxiliar de producción en la película Pim, pam, pum… ¡fuego!, de Pedro Olea. En una época en que la industria fílmica mantenía a las mujeres en áreas como maquillaje, vestuario y decoración, Esther García se estrena en 1976 como directora de producción en la serie Curro Jiménez, para después fungir como auxiliar de producción, ayudante de producción y jefa de producción en diversos proyectos, con directores como Fernando Trueba, Mariano Ozores, Gonzalo Suárez, Emilio Martínez Lázaro y Fernando Colomo.

Su carrera profesional da un salto vertiginoso en 1986 cuando ingresa a El Deseo, la productora de los hermanos Almodóvar, donde comienza a producir sin interrupción las películas que dirigía don Pedro, desde Matador hast a Dolor y gloria (2019).

Además de todas las películas de Almodóvar también ha sido directora de producción de El espinazo del diablo (2001), de Guillermo del Toro; Acción mutante (1993), de Álex de la Iglesia; La fiebre del loco (2001), de Andrés Wood; y Eyengui, El dios del sueño (2003), de José Manual Novoa.

Con más de 90 películas producidas a lo largo de su carrera, Esther García ha logrado cosechar importantes reconocimientos, entre los que destacan cuatro Premio Goya: tres como directora de producción por Acción mutante, Todo sobre mi madre y La vida secreta de las palabras, y otra como productora por Volver.

Miembro de la Asociación de Mujeres Cineastas (CIMA), Esther García se ha destacado también por ser una impulsora de la igualdad, como lo demostró en 2014 cuando se unió a más de 80 realizadoras españolas para realizar un documental sobre El tren de la libertad, la marcha organizada en España para exigir que se mantenga vigente la ley del aborto.