Vittorio Storaro invitó a perseguir sueños hasta convertirlos en arte.

  • El cinematógrafo italiano cerró con broche de oro el programa de Master Classes del FICG34
  • El gobierno de Jalisco le obsequió con una pieza única de alfarería del maestro Pedro Pajarito

Lo llaman el filósofo del color, y el cinefotógrafo Vittorio Storaro demostró porqué, en la master class que impartió en el marco del Festival Internacional de Cine en Guadalajara en su edición 34 (FICG34), al encantar con sus conocimientos e historia a un público conformado en su mayoría por jóvenes aspirantes a cineastas y cinéfilos.
“La imaginación es tan importante como el conocimiento”, dijo el tres veces ganador del Oscar. “Pero la suerte no viene a cualquiera, debes construirla. Mi padre, que era proyeccionista, por ejemplo, me puso a estudiar fotografía, pero yo decidí enfocarme a la fotografía del cine”, confesó el creador de la cinematografía de la magistral “Apocalypse Now” (Coppola, 1979.

Vittorio Storaro invito a perseguir suenos 03 Storaro también contó cómo, siendo un joven cinefotógrafo, recibió la llamada del director Bernardo Bertolucci para invitarlo a su primer proyecto juntos: “me dijo, he visto en ti un joven cineasta apasionado, un gran asistente de fotografía, pero veo en ti también a un gran cinefotógrafo, y me gustaría iniciar juntos tu viaje”.
Storaro, quien se encuentra por estos días en Jalisco filmando la cinta “El rey de todo el mundo” del director español Carlos Saura, también habló de la creación de sus libros “Escribiendo con luz”, de cómo surgieron de un momento de poner un alto en su carrera y replantearse la naturaleza misma del color.
“Cuando eres joven avanzas rápido y si caes, debes de regresar siempre y hacerlo mejor. Pero la cinematografía necesita tiempo y ritmo, como la música. La fotografía necesita hablar con las imágenes”, dijo Storaro.
Siendo como es famoso por sus longevas colaboraciones, ha trabajado repetidamente con Bertolucci, Woody Allen, Francis Ford Coppola, Warren Beatty, Alfonso Arau y Carlos Saura, Storaro habló sobre la relación entre cinefotógrafo y director.
“Necesitan [los cinefotógrafos] enfocarse en la idea que tienen para la cinta y proponersela al director. Tú puedes, como cinefotógrafo, hacer esa película que imaginas si estás en el canal del director”, aconsejó el cuatro veces nominado a los premios de la Academia.

Vittorio Storaro invito a perseguir suenos 02
“En una historia necesito invertir tiempo, entender la filosofía del color y las técnicas necesarias para contarla. Si usas los significados del color en cada parte de la historia, estas se enlazan”, dijo sobre el arte del oficio también conocido como director de fotografía.
 Al final de su master class el galardonado cineasta fue obsequiado con una pieza de alfarería de la famosa casa Pajarito, de Tonalá, a manera de agradecimiento de parte del Gobierno y pueblo de Jalisco, por su visita al FICG34 y su trabajo en “El rey de todo el mundo”.
“Yo digo que soy afortunado, pues la finalidad de mi vida ha sido encontrar el balance de las cosas. El cine cambió mi vida, pues las historias que no toman de la mano a la fotografía, no son cinematografía”, dijo Storaro que dejó el escenario aplaudido por un público en pie.