Discuten sobre políticas cinematográficas encargados de cultura de candidatos a la presidencia de la República

Fotografía de Olimpia Alvarado

Imparten panel “Compromisos por el cine nacional”, durante el 7º Encuentro de la RedMexFest, en la Cineteca FICG

Como parte de las actividades del encuentro de la Red Mexicana de Festivales Mexicanos (RedMexFest), que se realiza en la Cineteca del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FIGC), los representantes de cultura de las distintas coaliciones políticas, que contienden por la presidencia de México, participaron en el panel “Compromisos por el cine nacional. Los festivales de cines y la política cultural”.

 En la Sala Guillermo del Toro de la Cineteca FICG, se reunieron para hablar sobre sus propuestas en materia de cinematografía: Alejandra Frausto, de “Juntos haremos historia” –Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo (PT) y Partido Encuentro Social (PES)–; Raúl Padilla López, de “Por México al frente” –Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC)–, y César Moheno, de “Todos por México” –Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido Verde Ecologista de México (PVEM)–.

El panel, que fue grabado para su posterior transmisión en Canal 44, fue moderado por el Coordinador de la RedMexFest, Iván Contreras, y el Coordinador de Vinculación, Inti Cordera.

La dinámica consistió en hacer tres bloques de preguntas enfocadas en distintos ámbitos del cine mexicano. La participación de los encargados de cultura de candidatos a la presidencia, inició por orden alfabético.

El primer turno tocó a Alejandra Frausto, quien expresó que el principal problema que vive la industria en el país es que, pese a que se produce, poco de esta llega a las audiencias. 

“Hay estímulos para la creación, pero no están llegando a las pantallas, entonces tenemos que garantizar el acceso a la cultura, a las audiencias. Es una de las preocupaciones que tenemos. Queremos que 30 por ciento de la oferta de los cines comerciales sean obras mexicanas y que duren al menos dos semanas en exhibición. Hay que fomentar la difusión alterna, proponemos un estímulo fiscal para ello; la exhibición alterna, que son los festivales de la sociedad civil, es el verdadero punto de encuentro de la gente con el cine nacional”, subrayó.

César Moheno señaló que la industria del cine mexicano genera 28 mil empleos, hay 143 festivales en el país y al año se crean 170 películas, por lo que es lamentable que sólo un sector de la población tenga acceso a éste.

“Sólo 22 millones de habitantes vieron cine mexicano el año pasado. Debemos tener más pantallas fijas de cine mexicano. Tenemos que buscar circuitos alternos como universidades y crear fondos para la distribución. Queremos crear 64 complejos de exhibición, dos en cada estado, de tal manera que en ciudades medias se vea el cine mexicano. Proponemos eliminar los parches, Eficine es uno de ellos, evitaremos que las empresas se paren el cuello con el dinero de todos y quieran influir en el contenido de las obras audiovisuales”.

Indicó que buscarán crear mecanismos para que haya una libre circulación de contenidos fílmicos en la web, para hacer frente a las principales plataformas de contenidos audiovisuales.

Padilla López externó que el cine en México es una industria importante, pero que aún dista de lo que llegó a ser en la época de oro

“El año pasado se produjeron 175 películas, de las cuales 90 no fueron estrenadas en salas; de las que sí se estrenaron, 18 tuvieron arriba de 100 mil espectadores. Se requiere que las películas mexicanas tengan mucha más inversión. Actualmente se destina un total de 900 millones de pesos por medio de los estímulos fiscales, una cifra ínfima para producción y distribución. Necesitamos que se incluya la educación artística en las escuelas, cuyo instrumento sea el cine. Proponemos crear UN organismo autónomo que aglomere a las televisoras, para generar esquemas que atiendan a todos los tipos de públicos”, informó.

Los tres representantes coincidieron en la creación de políticas públicas para que el cine mexicano llegue a distintos lugares del país, sin limitarse a las salas de complejos comerciales. 

 

Facebook Twitter Google+ Pinterest