DEDICA TALENTS GUADALAJARA SU MESA DE ÚLTIMO MINUTO A LAS MUJERES DE LA INDUSTRIA EN FICG

*La discusión abierta fue moderada por Ana Paula Suarez, productora, Claudia Fernández, programadora de TNT y Julia Cherrier, directora de Calouma Films.

*La Mesa de Último Minuto es un espacio reservado para aquellos temas, situaciones o eventos de relevancia que van surgiendo entre las actividades, salas y diferentes foros que acontecen durante el marco del 33 FICG

En el marco del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) el programa Talents Guadalajara decidió que la Mesa de Último Minuto de esta edición tuviera como tema Mujeres Presentes en la Industria, porque en esta ocasión destacó la gran presencia de las mujeres cineastas y representantes de la industria cinematográfica de Iberoamérica y en programación del FICG.


Durante la discusión emergió de nuevo el interés y urgencia de reconocerse, de crear un espacio para que los seleccionados Talents Guadalajara entren en contacto con aquellas mujeres que están hoy, aquí, presentes y activas transformando el cine latinoamericano.
La mesa fue abierta para el público, con el objetivo de poder compartir experiencias de mujeres dentro de la industria y proyectos que incluyan a mujeres cineastas. Dentro de la plenaria se compartieron proyectos como “Asociación Internacional de Mujeres en el Cine” y el proyecto de Florencia Davidzon, guionista participante en Talents.
A pesar de la inclusión, la apertura y categorías con más mujeres que hombres, todavía se nota “la disparidad”, mencionó Claudia Fernández, al proponer impulsar y promover activamente a que haya más mujeres en la industria.
“Animémonos a hacer el cine que queremos hacer” fue el lema dirigido al público a manera motivacional. Para Ana Paula Suarez fue importante mencionar que “vale más hacer que no hacer”, en relación con la dificultad de participar en la creación de contenidos.
“Hay que quitarle el estigma al coraje” que rodea a las mujeres, dice Claudia en referente al estereotipo de las mujeres enojadas. “Hay que cambiar esta rabia en un dialogo donde nos hacemos entender”, concluye Julia.

Facebook Twitter Google+ Pinterest