Menu
Restauraciones
Icon
Image is not available
Image is not available
Image is not available
Image is not available
Slider

“Ver al presente con esa perspectiva de futuro que sólo el pasado aporta.”

La programación de varios Festivales de Cine es una búsqueda entre la promesa del cine del presente y la pertinente (re)visión de las películas que forman parte de una destacada trayectoria o un momento representativo; películas que, a través del trabajo de preservación y restauración de Cinetecas y empresas particulares, se convierten en un espléndido legado. Mirar al presente sin olvidar al pasado cobra un especial significado ante el reto que implica la construcción de la Cineteca de la Universidad de Guadalajara.
Nuestra revisión del cine clásico arranca con la primer Santa cinematográfica cuya copia proviene de la Filmoteca de la UNAM (Luis G. Peredo); filmada en 1918 a 15 años de la publicación de la novela escrita por Federico Gamboa. A lo largo de ese tiempo el libro, un auténtico best seller del periodo, donde se narran las desventuras de la adolescente de Chimalistac, se convierte en el referente de nuestra modernidad cultural y sienta las bases para el florecimiento del melodrama mexicano. Los 100 años de Santa ocurren en el contexto en el que las mujeres rompen el silencio ante el acoso y la violencia sexual.

El vampiro (Fernando Méndez) es la obra cumbre del cine de terror mexicano, cumple 60 años y ha sido restaurada por la empresa Alameda Films.
Si bien el centenario del nacimiento de Rodolfo Guzmán, el Santo, ocurrió en septiembre del 2017 presentaremos la restauración digital de Santo contra Cerebro del mal (Joselito Rodríguez), ni más ni menos que la primera película del enmascarado de plata. El trabajo de rescate emprendido por Permanencia Voluntaria Archivo Cinematográfico, encabezado por Viviana García Besné permite vivir en la sala de cine el festivo ritual colectivo que ocurre con las películas del Santo, experiencia que se vive función tras función. Santo contra Cerebro del mal se filmó en la Habana que estaba a un paso de ser tomada por las fuerzas rebeldes. 9 años después, en 1968 se gesta una de las películas emblemáticas de la revolución cubana: Lucía de Humberto Solás, quien a partir de tres momentos de la historia de la isla -independencia, años 30 del siglo XX y lucha contra Batista- recrea la situación de la mujer.

Cada una de estas películas encarna una singular pertinencia: ver al presente con esa perspectiva de futuro que sólo el pasado aporta. Son, de alguna manera, las fundadoras del esfuerzo que implica la Cineteca de la Universidad de Guadalajara.

Gerardo Salcedo Romero
DIRECTOR DE PROGRAMACIÓN

Facebook Twitter Google+ Pinterest