Menu

Film4Climate Presentó “Global Village”

El Festival Internacional del Cine en Guadalajara, en su edición 31 (FICG31), presentó una charla con la directora Teresina Moscatiello y el productor  Simone Orlandini sobre el documental “Global Village” que están produciendo como parte de las actividades de Industria; la plática se llevó a cabo el 9 de marzo en las instalaciones del Museo de las Artes (MUSA).  

Se contó con la presencia del Biol. Iván Trujillo, director del FICG; Donald Ranvaud, productor; y José Ramón Mikelajáuregui.

“El Film4Climate se dio a conocer en la edición 30, en donde tuvimos la presencia de varios expertos en el problema ambiental y, también distintas iniciativas de productores cinematográficos planteando una situación de cómo la industria afecta al medio ambiente y también de qué manera podría detenerlo”, recordó Iván Trujillo.

Agregó también que en esa sesión se comprometieron a 3 cosas: continuar siendo un observatorio de cómo la industria cinematográfica avanza, crear un espacio para difundir películas con temática sobre el cambio climático e iniciar el primer grado sobre producción ecológica.

Así mismo, se invitó a Teresina Moscatiello y Simone Orlandini para que hablaran sobre el documental que están realizando: “cuando empezamos este proyecto en el Polo Norte, pudimos hablar con científicos que vivían ahí y hablamos de las problemáticas del clima, entonces ahí decidimos que  grabaríamos un documental sobre esta situación”.

Durante el evento se mostró una parte del documental, donde se aprecian  pocas casas que habitan junto al mar y algunas personas hablando sobre la vida que llevan. Los invitados explicaron que la razón por la que esas personas viven ahí es la poca contaminación que hay, así como las investigaciones que realizan sobre el clima, virus, bacterias, especialmente por el plancton y la capa de ozono, “parece algo insignificante pero es una parte fundamental en la cadena alimenticia de muchísimas especies y si nosotros rompemos esa cadena morirán miles de peces, prácticamente estamos muriendo nosotros”, comentó Simone.

Al finalizar, ambos cineastas expresaron que el documental está inspirado en una tragedia que sucedió en 1948, pues en ese pequeño pueblo hubo un derrumbe donde muchas personas murieron y solo sobrevivieron nueve en lo alto de una montaña cazaron a un oso polar y se lo comieron, “decidimos ser una parte activa y donar un millón de euros”, agregó el productor.
 

 

Facebook Twitter Google+ Pinterest